;
Inicio Experiencia

Puente de la isla Russky

Puente de la isla Russky - Sistemas de encofrado y apuntalamiento

La construcción del Puente de la Isla Russky, Rusia

Propósito

Desarrollar una solución segura de encofrado y apuntalamiento para uno de los puentes atirantados más largos y altos del mundo.

Desarrollar una solución segura de encofrado y apuntalamiento para uno de los puentes atirantados más largos y altos del mundo.

Desafío

La geometría inclinada de los pilares del puente

Ejecución

Con un vano de 1 104 metros y con una longitud de 3 100 de metros, el Puente de la isla Russky no es únicamente uno de los más largos puentes atirantados del mundo, sino también uno de los más altos. Cruzando el estrecho del Bósforo Oriental, el puente conecta el puerto siberiano de Vladivostok con la Isla Russky.

Una subida rápida y segura ha sido el principio fundamental de la construcción de los pilares del puente, cada uno con un poco más de 320 metros de altura. El puente ha sido construido con el encofrado modular autotrepante (SCF) de Hünnebeck. Temporalmente cerrado con un tejado, el encofrado desafió las condiciones climáticas extremas. El cierre aseguró que las operaciones se efectuaran sin riesgo a altitudes extremas donde la fuerza del viento puede ser muy elevada y al mismo tiempo permitió el calentamiento de la cámara de trabajo de manera que el hormigón se pueda fijar y remendar — incluso a temperaturas extremas de -40 grados Celsius.

Con la ayuda de las soluciones de encofrado de Hünnebeck, la constructora rusa USK MOST finalizó el ambicioso proyecto en un tiempo récord de tan solo 43 meses.

Reason form